El periodista Domingo Páez destapó otro nuevo escándalo de corrupción en el Gobierno, al revelar un gasto de 300 millones de pesos en publicidad, que según afirmó es insostenible e inexistente, por lo cual reclamó que la Cámara de Cuentas audite a la institución, que está bajo las críticas de la sociedad por las pensiones de funcionarios.

En su comentario de El Gobierno de la Tarde de la Z101, Páez expresó preocupación por la existencia de la referida cuenta y el gasto que afirma el Banco Central en que ha incurrido, sin presentar las pruebas de la existencia de ningún tipo de publicidad. Páez emplazó a las autoridades del Banco Central a que señalen los medios de comunicación donde fue colocada la publicidad que ha costado a la institución la referida cantidad de dinero.

Sostuvo que se podría justificar un gasto en publicidad por cinco millones de pesos, pero nunca de RD$300 millones, como se afirma en datos de la institución rectora del sistema bancario nacional. “Si hacen una auditoría, no tienen como justificar esos 300 millones de pesos. Más de 285 millones de pesos no tienen como justificarlos”, enfatizó Páez. Calificó ese hecho como una barbaridad e insistió en demandar que la Cámara de Cuentas realice una auditoría en la institución, cuyo gobernador, Héctor Valdez Albizu, es acusado de recibir más de 56 millones de pesos por concepto de pensión, además de otros funcionarios que han sido pensionados.

Ese hecho, unido al de la Superintendencia de Bancos, donde el superintendente Haivanjoe Ng Cortiñas y otros 48 funcionarios decidieron pensionarse en base a un fondo millonario con aportes del Estado dominicano, fueron eliminados por decreto presidencial. “Es una publicidad que no se la han dado a nadie, por lo tanto no ha existido”, sostuvo. Juan Taveras Hernández (Juan TH) le enmendó la plana ante la situación escandalosa denunciada y se preguntó que cómo es posible que esa situación se haya desarrollado en el Banco Central, bajo un país en quiebra. Se quejó de que en ningún Banco Central del mundo han ocurrido situaciones escandalosas como esa. Dijo que sabe de gente que por escribir una columna cobran en esa institución entre 250 y 300 mil pesos. Páez manifestó que en ese caso no debería consignarse como gasto en publicidad, sino en asesoría o servicio prestado, pero nunca consignarse como publicidad. Afirmó que lo más grave y escandaloso es que esa publicidad no existe, y que si hacen la auditoría a través de la Cámara de Cuentas se descubriría que es inexistente”, reiteró Domingo Páez.

Fuente z101digital.com
 
Top