Tres meses de prisión preventiva en la cárcel de San Pedro de Macorís le cantaron anoche a Vakeró. El juez de la sala de Atención Permanente del Distrito Nacional, José Alejandro Vargas, encontró indicios que sustentan la denuncia de maltrato por parte de su esposa, Martha Heredia. En otro escenario Vakeró hubiese ganado el caso porque tenía cinco mujeres a favor y una en contra. Sí, cinco exparejas fueron a darle anoche un apoyo incondicional a su “jeque” dominicano. Incluso, lo nunca antes visto en una audiencia: se unieron en una sola oración, lloraron por un mismo motivo y pidieron a gritos la libertad de su niño mimado. Entre las mujeres estaba Marielis Guerrero, quien ahora se proclama evangélica y quien motivó las oraciones a Dios por su amor urbano. También le hicieron coro sus seguidores. Afuera del tribunal se veían varios jóvenes de Cristo Rey o San Pedro de Macorís, con pancartas en apoyo. Esta vez cambiaron las expresiones chabacanas de la música urbana por rezos cristianos. “Dios, nosotros contamos contigo, confi amos en ti, te amamos Vakeró”, rezaban los letreros.
 
Top