Una joven tunecina fue condenada a muerte, luego de subir a su cuenta en Facebook, una foto suya con el torso desnudo, sobre el que había escrito la frase “mi cuerpo es mío y de nadie más”.

Amina, de 19 años fue sentenciada a ser lapidada por el clérigo musulmán Adel Almi, a través de una Fatwa, un pronunciamiento legal del Islam, en la que se le declara culpable por mostrar su cuerpo en público.

La pena incluye además diez latigazos en público, antes de que la joven rebelde sea lapidada hasta morir.

Según la autoridad religiosa, la severidad de la pena servirá para castigar su “mal ejemplo” y así evitar que desencadene actitudes similares en otras chicas.

“Amina quería destacar y llamar la atención al posar desnuda. Esto refleja que la chica no tiene nada que perder y no es consciente de lo sagrado de la mujer. Estas acciones deben ser tratados para evitar posibles desastres“, dijo Almi, presidente de “Conciencia Moderada y Reforma”, un grupo islámico radical.

Por su parte, la joven tunecina dijo ser integrante del grupo Femen, un movimiento feminista surgido en Ucrania en 2008 y que realiza sus protestas con el torso desnudo. Amina manifestó estar orgullosa de formar parte de esa agrupación.

Asimismo, admitió que nunca imaginó el revuelo que causo su foto y que si decidió hacerla con su busto desnudo fue para que su mensaje sea tomado en cuenta, ya que de lo contrario iba a ser ignorado.

Y efectivamente, la publicación generó miles de comentarios en la red social, algunos apoyando su causa a favor de la libertad de las mujeres y otros tantos en contra; incluso personas de origen musulmán escribieron mensajes amenazándola de muerte.

Cabe señalar que, los primeros en rechazar la controversial imagen fue la propia familia de la joven.

“Somos musulmanes y no podemos aceptar estas prácticas que han afectado gravemente, no solo a nuestra imagen, sino la imagen de la mujer tunecina y nuestra religión, el Islam”, dijeron a través del sitio en internet, Algeri-focus.

 
Top