La sala de fiestas del Hotel Barceló Santo Domingo (antiguo Lina), resulto ser pequeña para la gran cantidad de personas que se dio cita a ver el concierto más exitoso en lo que va de año celebrado en el país, esta vez con motivo de El Día de Los Padres. Anthony Ríos y Johnny Ventura, en un encuentro antológico del Combo Show “reventaron” el
local, congestionaron todos los parqueos y provocaron un entaponamiento a todo lo largo de la Máximo Gómez al congregar una multitud que disfrutode un espectáculo sin desperdicios.

A las 11 y cuarto de la noche del viernes y hasta las 3 de la madrugada los merengues y boleros que hicieron del Combo Show la más espectacular agrupación de la época causaron la euforia de gente de todas las edades que coreaban cada tema como si fuera uno de los más resonantes éxitos de
la actualidad. En una primera parte la agrupación puso a bailar a los presentes con merengues cantados por Johnny y Roberto Del Castillo para a seguidas dar paso a Anthony quien traslado la imaginación del auditorio a los anos “70 con “Pudiera Ser”, “Estoy A Tu Orden”, “Una Noche

No Es Bastante” y otros.

Entre anécdotas y canciones, Anthony Ríos expreso que “juntarse con

Johnny Ventura ha sido la cosa más importante que le ha pasado en la

vida”, al rememorar los años dorados que pasaron juntos en La Orquesta.

Conto que siendo huérfano de padre, al encontrarse con Juan de Dios

Ventura Soriano este “le abrió el horizonte” y su vida nunca fue

igual, por lo que está muy orgulloso y agradeció haberse tropezado con

“El Caballo Mayor”.
Una parte del espectáculo fue un homenaje a Mundito Espinal de quien

recordaron una situación con Fernando Villalona, por la que Johnny le

solicitó escribir la canción “Viejo Amigo” para que la cantara

Anthony Ríos, letras que se han quedado para siempre y que le merecieron

ganar Cantante del Año en “Premios Dorado”. Mundito compuso además

“Nada”, “Salsa pa’ tu lechón” y otros éxitos del Combo Show.

A mitad del concierto, sentados en dos butacas alrededor de una mesita con

alcohol incluido llego la bohemia. Solo a piano bajo la magistral

ejecución de Víctor Taveras, los artistas demostraron porque son tan

queridos. En penumbras y con el aliento contenido el público comenzó a

recibir una alta carga de emotividad al compas de una canción de Anthony

seguida por otra de Johnny. “No Te Resisto”, “Arenas Del

Desierto”, “Repasando Mi Memoria”, “Toda Una Vida”, “Morir De

Amor”, “Amor Sin Esperanzas” y muchas más.

Con el sentimiento desbordado Ventura narra como el 3 de Marzo del 1970,

estando en El Seibo, le propuso a Ríos trabajar en la orquesta –para

entonces tenía un trabajo en el muelle de RD$90 pesos al mes- y le dijo

vas a ganar entre 2000 a 2500 pesos. “Eso fue algo que le convino al

grupo porque una avalancha de mujeres andaban detrás del Combo Show”

expresó Ventura, que para entonces decía que Anthony era gay, porque

rechazaba las mujeres que no le gustaban, algo que funcionó muy bien.

¿Ustedes creen que Johnny habría permitido en su grupo –por 9 años y

medio- a una persona que estuviera “volteada?” pregunto sonriendo al

publico Anthony, a lo que Johnny riposto: “Es que como era el único

blanquito en la orquesta, era selectivo; y había una regla que no se

podía violar: “ser amable y dejarse querer de todas las mujeres”.

Las carcajadas se prolongaron por varios segundos. Ríos dijo que Ventura

creó una especie de Dinastía, y que era “un personaje de la historia,

pertenencia propia de la Patria e hijo legitimo del merengue”; pero

además que ha visto muy poca gente con tanto orgullo y sentimiento

innegable por la Patria Dominicana”.
Ante el exitazo de esta presentación y la gran cantidad de personas que

no pudieron entrar al salón, de inmediato se anuncio la reposición para

el sábado 10 de Agosto. Las reservaciones e información en las oficinas

de Raphy D Oleo Management (809)682-3009 y en el Hotel Barceló Santo

Domingo (antiguo Lina) (809)-563-5000.




 
Top