El productor musical puertorriqueño Sergio George, dueño del sello discográfico Top Stop Music, vino al país para promocionar su disco “Salsa giants”, que logró el pasado miércoles una nominación al premio Grammy Latino, y allí aprovechó para hablar de cómo se mueve la música actualmente.


Con calidad probada y una voz autorizada para hacer cualquier crítica a la música, el también pianista comentó a EL DÍA, en una entrevista realizada en el hotel Hilton, que la salsa que se está haciendo en el país ha despegado grandemente.

El merengue

Pero no solo de salsa habló, sino que dijo que al merengue le hace falta gente de mente abierta, que tenga creatividad que le dé la oportunidad de entrar de nuevo en el gusto popular.

También alertó a los merengueros que no esperen que regrese aquella pegada de los 80 y 90, ya que esas son cosas que se van con el público y no regresan.

“Muchos esperan el regreso que nunca viene, el público cuando decide marcharse a otra cosa se va, y uno tiene que seguirlo para ver lo que está escuchando, buscar la forma de complacerlo.

Los merengueros tienen que sacudirse y olvidarse del pasado, la nueva generación que no los conoce a ellos, tiene otras propuestas ahí.

No pueden estancarse a esperar que lo que funcionó hace 15 años va a regresar, porque no es así, no va a regresar”, dijo el experimentado productor, que además está trabajando con algunos talentos dominicanos nuevos a los que les está produciendo música.

George, que lleva a sus espaldas el peso de haber trabajado con artistas como Marc Anthony, Tito Nieves, Víctor Manuelle, India, Frankie Negrón, Johnny Rivera y Jennifer López, aclaró que cuando hizo este disco lo que quería era dejar un legado para la nueva generación, pero que por su pegada hizo una gira por distintos países y ahora está presentando un disco en donde intervienen varios artistas de los más reconocidos de la salsa mundial.

La salsa de aquí

Acepta que la salsa dominicana está en su mejor momento, y que hay buenos exponentes que han sabido conectar con el público.
Pero asegura que en gran parte esa pegada se debe a que la salsa boricua cayó en Estados Unidos y la colonia dominicana en ese país se ha convertido en la de mayor fuerza, lo que hace que este ritmo esté dominando por encima de muchos otros en esos países.

”Lo que más me impresiona es que cuando no había tanto interés aquí con este ritmo, ahí se lanzaron muchos, solo por el amor que le tenían a la salsa, aún viendo que no tenían mercado lo hicieron.

Veo que no le tenían amor el dinero, sino hacer música, hacer algo con pasión y funcionó, eso es una lección en la vida de que hay que hacer las cosas con amor, pensando en el bienestar de la música, no pensando que van hacer cinco shows”, agregó, Le envía un mensaje a todos estos nuevos exponentes de que no se dejen llevar por la ambición de tocar muchos bailes, y que ante todo hagan un plan de mercadeo para darle un despegue a su carrera a nivel internacional, sin importar lo monetario

 
Top