Ayer, en los alrededores del hotel V Centenerio parecía algo de locos. Decenas de jovencitas se habían apostado cerca del lugar, obviando la seguridad, para ver llegar al artista Justin Bieber, quien se hospeda en el lujoso hotel.
Desde la mañana del domingo empezaron a llegar fans del cantante, lo que se fue incrementado en horas de la tarde, hasta que en la noche ya la cantidad de niñas y adolescentes era inmensa. Todo esto por solo ver el vehículo en el que el artista llegara, ya que no fue posible verlo.
El cantante llegó al hotel a eso de las 7:45 de la noche, en una de tres jeepetas blanca, que llegaron a gran velocidad, deteniéndose en la puerta del hotel, pero nadie pudo ver nada.

 
Top