0
Kenny Jiménez de 21 y Francisco Mercedes de 29, fueron ultimados en una de la avenida Broadway y 151
NUEVA YORK._ Dos raperos dominicanos amateurs fueron asesinados a balazos en la avenida Broadway y la calle 151 del Alto Manhattan, en un incidente que la policía todavía no ha aclarado y ocurrido la madrugada de ayer domingo, pero se dijo que los asesinatos desembocaron en medio de una discusión por la novia de uno de los cantantes.
Los muertos fueron identificados como Kenny Jiménez de 21 años de edad y quien había llegado a Nueva York desde República Dominicana, hacía poco tiempo y Francisco Mercedes de 29.
Los raperos, estaban parados en la referida esquina, cuando dos hombres se acercaron y abrieron fuego contra ellos, según una de las versiones no confirmadas. Otra versión de vecinos que residen en la cuadra, sostiene que una discusión se entabló entre un primo de Jiménez y un sujeto que sacó un arma y le disparó.
La discusión, fue porque supuestamente uno de los matadores, estaba enamorando la novia de Jiménez, que estaba con él en ese momento.
Las muertes ocurrieron a las 2:53 de la madrugada, frente al edificio 3661 de la avenida Broadway y se desconoce qué hacían las víctimas en esa intersección a esa hora, aunque en Nueva York, cientos de jóvenes acostumbran a ello, especialmente los fines de semana.
Al cierre de esta crónica, los investigadores no habían hecho arrestos en relación a los asesinatos y revisan varios videos de cámaras de seguridad instaladas en negocios de la cuadra.
El pistolero huyó a toda velocidad de la escena, dijo Fior Beras, quien se encontraba en el grupo entre el que estaban los muertos.
"Después de los disparos, me di la vuelta y los vi a los dos agonizando en el suelo", añadió Beras de 32 años de edad.
Dijo que Jiménez murió instantáneamente en la escena y Mercedes en el hospital. Mercedes, residía en El Bronx.
Ambos raperos, habían hecho una presentación en un espectáculo en ese condado y de allí, se desplazaron al Alto Manhattan para encontrar sus muertes en la referida esquina.
"Este es un día muy triste en el barrio", señaló Anthony Hairston, residente en el bloque y vecino de la familia de Jiménez.
Las muertes de los raperos dominicanos, formaron parte de una terrible oleada de violencia durante la noche del sábado que en Manhattan y El Bronx, cobró varias víctimas fatales y dejó nueve heridos.
Cerca de la esquina en la que Jiménez y Mercedes fueron asesinados, se levantó un altar gigante con docenas de velones, mensajes escritos, botellas de las bebidas preferidas de las víctimas, gorras, fotografías y en el pavimento, en medio de múltiples velones y flores, una bandera dominicana de tamaño mediano.
Mercedes, había grabado cinco producciones y parte de los temas rap que interpretaba, son cantados frente al altar por seguidores suyos.
Escenas de dolor, llanto, indignación e impotencia, se verificaron la tarde de este domingo 17 de julio, cuando cientos de personas se congregaron en el altar para rendir tributo a ambos raperos.

Publicar un comentario

 
Top