Lo primero que hay que tener en cuenta antes de empezar a hablar de “Un lío en dólares” es que es no es una película con intenciones de ser más de lo que es: entretenimiento para las masas, que no buscan tramas complicadas.
Esta es la nueva producción, segundo largometraje que dirige Francis Disla “El Indio”, participa una gran cantidad de comediantes de las películas dominicanas. Con ésta, que se estrena mañana, se completa la docena de realizaciones locales que llegan en 2014. 
La historia vuelve a tratar el tema de la emigración del dominicana, la búsqueda del “sueño americano”, hecho real con el “viaje a Nueva York”.
A esa ciudad irá Eulogio (Fausto Mata) en busca de mejores oportunidades, con la excusa de seguir su carrera como cantante, y al mismo tiempo dar a su madre una mejor vida. Pero en esta aventura será engañado por contrabandistas, encabezados por el mafioso italiano Filippo Lamberto De Sica (Richard Douglas).
Hay en este filme un homenaje a “Nuebayol”, cuando José María, personaje interpretado por Raúl Carbonell, el mismo que hacía de Fellito en aquel filme de Ángel Múñiz, dice: “la gente se cree que llegar a Nueva Yol es como llegar a la gloria”. 
Y ahí está lo que pretende decir esta película, que con la cantidad de chistes y situaciones hilarantes (el ángel y el demonio, interpretados por Phillip Rodríguez y Manolo Ozuna, son lo mejor de la película), es un panfleto ñoño de que lo que no es importante el dinero, ya que como dice, “New York nos convierte en esclavos”. 
La edición, la fotografía y los vestuarios, crean un universo de dibujo animado con una ingenuidad que probablemente acerque al gran público local, pero no así a audiencias exigentes. 
Víctor Reyes, Miguel Alcántara, Alexander Tunerman, Yarizza Rodríguez y Robert Cornelio, firman un guion, de fácil olvido y lleno de guiños a otras películas de aquí (“El hoyo del Diablo”) y de Hollywood, especialmente “Weekend at Bernie’s” (Ted Kotcheff, 1989)
 
Top