0
La estación radiofónica anunció en un comunicado que a partir del día primero de este mes  ha decidido disminuir su programación musical debido a un conflicto con una entidad que cobra  por el derecho de ejecución.

Refieren  que sólo difundirán la música de artistas que no estén afiliados a la entidad.

El comunicado en el que anuncian su decisión es el siguiente: 

“A partir del primero de marzo, la programación de ZOLFM disminuirá sustancialmente la programación musical. 

Lo sentimos. Es el resultado de la controversia suscitada con la institución sin fines de lucro denominada, SODINPRO, organismo encargado de  la recaudación y la remuneración equitativa y única que generan los actos de comunicación pública de fonogramas en beneficio de los productores y de los artistas e intérpretes y ejecutantes.

Naturalmente, estamos de acuerdo con el principio de que debe compensarse debidamente a nuestros creadores. La discrepancia es en el monto. Siempre es una mala idea matar a la gallina de los huevos de oro. La tarifa que nos corresponde se relaciona con la transmisión de música dentro de nuestra programación: alrededor del 30%. 
En nuestro caso, la tarifa asignada a las emisoras miembros de ADORA para el  año 2016 sería de 1.20%, menos el descuento por porcentaje colocado de música, para un costo total del 0.60% de la declaración del ITBIS.  

Explicamos a SODINPRO que el grueso de nuestra facturación corresponde a programas interactivos, y que el 30% de la música que cuenta con publicidad regular corresponde a horarios de madrugada, y a las tarde de los fines de semana, cuando las cuñas o spots son considerablemente más económicos. 

No es justo, pues, determinar el pago de derechos de transmisión por una  publicidad que no genera los ingresos convencionales, sugiriéndole a SODINPRO ajustar la tarifa asignada a ZOLFM al costo real de la publicidad que se coloca entre canciones. Si nosotros podemos ser flexibles con nuestros clientes, ¿por qué ellos no pueden serlo con los suyos?

Nos apena esta inflexibilidad. La transmisión de música es una avenida de dos direcciones. La emisora se beneficia dándoles a los oyentes algo que desean escuchar, pero los artistas se benefician aún más con la fama que les proporcionamos, lo que se traduce en conciertos y otras fuentes de ingreso, algo que nos llena de satisfacción. 



Publicar un comentario

 
Top