Una de las ideas que tiene en mente el equipo que trabaja en el rodaje de la película “Duarte, traición y gloria” es cambiar la concepción que se tiene del padre de la patria.


Es un proyecto que venía esperando iniciar desde el año pasado, que producen Kamajanes Nocturnos y que pretende ser estrenado el 26 de enero de 2014, día en que se cumplen 201 años del nacimiento de Duarte.

Tanto su director, Leo Silverio, como los dos actores que interpretan al héroe, Josué Guerrero e Iván García, en la juventud y en la ancianidad, respectivamente, han tenido a bien hacer una investigación que, según dicen, ha sido de gran ayuda.

La empresa de llevar al cine una historia de época, para nuestro cine, es un reto. Pero sobre todo porque esta que no es cualquier historia, sino la vida del personaje más importante de República Dominicana, y con el que todos los nacidos en esta tierra tiene muy cercano.

Esto hace que se tenga el temor por el resultado final de la película. “También siento miedo”, ha dicho Leo Silverio, quien se estrena en la dirección de un largometraje con esta producción.

Sin embargo, confía en que las investigaciones que hizo, junto a Andrés Quezada, productor, y Agustín Cortez, coguionista junto al propio Silverio, lograrán desmitificar a ese Duarte lejano que plasmó Joaquín Balaguer en “El Cristo de la libertad”, libro publicado en 1950. “Nos lo han querido vender como un elemento debilucho, el de las ideas, pero que no transgrede esa idea para convertirla en realidad”, apunta Silverio.

El realizador entiende que el patricio fue un líder en todos los sentidos, recordando que en ningún momento de la historia de la humanidad, la gente sigue a individuos que no tengan un carácter fuerte.

En la piel de Juan Pablo

Dos actores dan vida a Juan Pablo Duarte: Josué Guerrero, en la juventud, e Iván García en la vejez.

“Esta es una gran responsablidad, pero hicimos una buena investigación”, asegura Guerrero, quien ha actuado en películas como “La tragedia Llenas: Un código 666”, de Elías Acosta; “Trópico de sangre”, de Juan Deláncer, y más recientemente, “El teniente Amado”, de Félix Limardo. Y es que, como el resto del equipo, recibió la asesoría del general retirado, historiador y escritor, José Miguel Soto Jiménez.

“Tengo alrededor de 40 años representando a Duarte, desde un fabuloso estreno de Franklin Domínguez en la sala principal del Teatro Nacional”, dice el también dramaturgo y director teatral Iván García, quien en el filme de Silverio hace los últimos días del personaje.

García ha actuado en películas dominicanas como “La maldición del padre Cardona”, de Félix Germán; “Mi novia está de madre”, de Archie López, y “El hoyo del diablo”, de Francis Disla “El Indio”, pero del actual trabajo, dice, es el más importante que ha hecho en cine.

Productor

Andrés Quezada.

Director

Leo Silverio.

Guionistas

Agustín Cortés y Leo Silverio.

Director de fotografía

Miguel Ángel Magallanes

Dirección de arte

Estefani Hasbún

Produccion de línea

Robert Lizardo

1.er Asistente de dirección

Josías Domínguez.
 
Top