0
El alcalde de San Cristóbal, Raúl Mondesí, quien en horas de la mañana fue interrogado por presuntas irregularidades en el Ayuntamiento de San Cristóbal, no pudo irse en su vehículo a su casa, ya que un dealer se lo llevó.
La yipeta Lexus, blanca, del año 2016, que estaba estacionada frente al edificio que aloja a la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa y la Corte de Apelación del Distrito Nacional, fue llevada por empleados de la compañía César Motors, informaron los agentes de seguridad del palacio judicial.
Mondesí, quien estaba visiblemente molesto porque pensó que fue la Autoridad Metropolitana de Transporte (Amet) la que remolcó el vehículo en el que llegó acompañado de su hijo y los miembros de su seguridad, tuvo que irse en una “bola” a San Cristóbal.
En la mañana de este lunes, previo a ser interrogado por el Pepca, el exjugador de Grandes Ligas, había asegurado que tiene más de 600 millones de pesos en propiedades, y tuvo que pasar la vergüenza de ser trasladado del lugar donde lo investigaban por presunta corrupción en un vehículo distinto al que llegó como todo “un don”

Publicar un comentario

 
Top