0
Toño Rosario promociona actualmente dos temas nuevos. Uno de ellos es “La venenosa” y el otro es “Dale, vieja, dale”. Este último describe la historia de un esposo que luego de una larga noche de tragos con sus amigos,  le pide a su esposa que lo ayude con los malestares del exceso cometido.
En este, como en otros de sus merengues, Toño menciona a su esposa, la puertorriqueña Yaritza Rivera, con quien según expresa, y contrario a la
referida canción, disfruta mucho estar en casa y no en la calle con los amigos. “Limpiamos, cocinamos, leemos mucho, canto mucho con mi guitarra”, comenta el extravagante cantante dominicano quien confiesa que a Yari, como él la llama cariñosamente, no le gusta tener servicio en la casa porque lo considera esclavitud.

Con una relación de dos décadas,  recordó que cuando decidió regresar a República Dominicana, desde Puerto Rico, luego de varios años desarrollando su carrera allí,  Yari abandonó sus estudios de medicina en la universidad, una carrera que es una tradición en su familia, para acompañarlo en la vida. “Me siento contentísimo de que el señor, el altísimo me haya enviado una señora como mi esposa”, ha dicho en conversación con LISTÍN DIARIO.
 
 Una trayectoria en la que ha hecho merengue romántico, pero también ha realizado coqueteos con el lado urbano. En esa onda hizo temas como “Toma lo que te mandé”, “Dame tu BB Pin” y  “Controla tu loco”, entre otros.
Pero por ese camino, pese a que le dio varios éxitos, no quiso continuar porque a sus seguidores les pareció mal. “La gente se puso bien molesta conmigo y yo les pido disculpas a mis fanáticos por cometer esos errores, de cantar esas canciones, que no es mi estilo”, declaró, por lo que decidió no volver a hacerlo.
Precisamente en estos días este estilo de música popular que ha encontrado el favor de una buena parte del público en los últimos tiempos fue objeto de un debate en la rueda de prensa de la segunda edición del concierto “Solo merengue”, que se realizará el próximo sábado.

En esa actividad, Johnny Ventura descartó que el llamado merengue de calle o urbano sea lo mismo que el merengue tradicional ya que no tiene el mismo patrón musical, encontrando opiniones contrarias en Sergio Vargas y Fernando Villalona. “Con el respeto de mi  gran amigo y el patrón de todos los merengueros Johnny Ventura: Todo lo que tiene güira y tambora es merengue”, entiende Máximo Antonio del Rosario Almonte, nombre real del artista nacido en Higüey, provincia La Altagracia, hace 61 años, 39 de los cuales lleva en la música.

De esta manera se pone del lado de los que debaten si se debe o no aceptar en la asociación Merengueros Siglo XXI a artistas como Omega.
“GALÁCTICO”
 
Si hay un elemento que distingue a Toño Rosario de los demás artistas del género es su estrafalaria forma de vestir. Esto le otorga una imagen más cercana a los cantantes de rock (uñas pintadas de negro, grandes anillos, rastas, pulsas) que de merengue. A esto dice que a la gente que va a verlo le gustan sus ocurrencias a la hora de vestir, algo que él atribuye a que es “Galáctico”, un nuevo mote que se une al de Kuko como forma de llamarse.

Publicar un comentario

 
Top