El show “Reina y Señora” presentado en el Hotel Barceló Santo Domingo, reunió por primera vez en un escenario a Wason Brazoban y Anthony Ríos, rompiendo todas las expectativas que hasta tuvo que abrirse una función extra el sábado al agotar todas las localidades del viernes 15. Raphy D Oleo Management -productora del concierto-presento además al cantante Shire quien agradeció “el premio de estar participando en el concierto de dos grandes cantautores dominicanos. 

El concierto, totalmente lleno ambos días no tuvo desperdicios. Durante 3 horas los artistas desplegaron toda la energía posible para complacer a un público entusiasta que coreaba todas las canciones. El primero en abrir fue Shire quien de inmediato hizo empatía con la gente que tenía ya un gran tiempo sin escucharlo. Logro una muy buena conexión con los asistentes al cantar canciones que popularizo en el dúo “Víctor y Shire” como “Que Hago Yo”, “te Felicito” y un popurrí de “Nueva Ola” con las que "su padres se desacataban", muy similar a como la gente goza en la calle con la música urbana y que sirvieron para dejar la pista encendida y dar paso a Wason con su grupo.

La demostración de aceptación total a Brazoban se hizo patente desde la primera canción cuando toda la sala lo recibió de pies. Con su peculiar sonrisa, impecablemente vestido y acompañado de su excelente banda expuso un repertorio cantado a todo pulmón por todos los asistentes lo que indiscutiblemente lo coloca como uno de los más populares artistas de la actualidad.

Canción tras canción la euforia era colectiva. Gritos y chillidos hacían las delicias de adolescentes que solo provocaban risas socarronas en los mas adultos. En un show muy intimo, Wason comentó que “el olor a tierra mojada –en Villa Mella “su campo en la ciudad”- y los paseos al rio Yaguaza, le ayudaron a encontrar la musa para componer canciones como “Tu ausencia”, una de las que más le gusta interpretar. Expresó que era “un sueño hecho realidad” compartir tarima con uno de los más grandes compositores dominicanos y recordó cantaba en el colegio el tema “La Mancha” de Anthony Ríos. 

Al final de su actuación, con la emoción a flor de piel el mismo presenta a Anthony y juntos interpretan “Que Pena”, una composición de Ríos hecha especialmente para él en donde ambos expresan complicidades de vivencias saboreadas al compas de una larga noche de romería juntos. Sale del escenario y entra la formidable orquesta de Víctor Taveras para dar paso a uno de los mejores shows presentado por La Leyenda Viva. 

A esas horas de la madrugada y el alcohol haciendo ebullición en el cerebro y el corazón, comenzaron los abrazos, los mimos y entrelazamiento de manos como preludio de caricias mayores y besos furtivos. Haciendo acopio de un repertorio solo de éxitos y adornando cada canción con su proverbial filosofía se hizo dueño absoluto del escenario dando riendas sueltas al sentimiento de un público esclavo de su ídolo.

El romanticismo se apropia de las almas enamoradas que en las alas del recuerdo vuelan raudas a las intimas fibras del alma. Otra vez el mismo Anthony. Canciones, cuentos y anécdotas pasean por la tarima llena de luces y sonido impecable. Y comienzan los halagos. Ríos dijo que no era verdad que “la nueva generación va a recordar unos de esos dembows de ahora”. El intérprete de “Si usted supiera señora” dijo conocía a Wason desde sus inicios y lo comparó con cualquiera figura mundial, destacando que tiene muchas facetas en la parte humana, que lo hacen más grande como artista. El cantautor dominicano pensó que “el romanticismo iba a quedar huérfano” cuando “colgara sus tenis” pero dijo estar seguro que “sus botas se las va a poner Wason Brazoban”.

Anthony afirmo no cree que sus canciones –a través de sus 43 años en el arte- hayan sido tan buenas, pero son exitosas entre las mujeres porque dicen cosas que quieren decir a los hombres y no se atreven. Recordó con mucho orgullo, que en 1970 entró a vivir del público y aunque le han dicho mucho que es un buen cantante y artista, aclaró “solo es un tremendo busca vida”. Puntualizó “nunca ha dicho a Dios que le regale un peso, sino le diga donde están y hasta se tira al suelo para buscarlo. Recomendó al público no dejen de ver la película “Vamos e robo”, donde por primera vez tiene un rol co-protagonico, ya que hizo algo de cine con Luisito Martí, pero fue muy corto.

Definitivamente ¨Reina y Señora¨ debe continuar un periplo por grandes escenarios nacionales e internacionales pues ha sido el más impactante concierto del año por su puesta en escena y lo exitoso en cuanto a publico de sus dos funciones consecutivas.
 
Top